Skip to main content

Demoliendo paradigmas


"La capacitación es cara"
"En momentos de crisis mejor recortar los gastos superfluos"
"Para qué voy a capacitar al personal si ni siquiera sé si la empresa va a estar viva cuando salgamos de esta crisis"

Éste pareciera ser el modelo mental de los argentinos. En momentos de crisis y recesión económica se recorta todo lo que más se pueda. Ésto lo sabemos todos... es así.

Pero déjenme contarles una insignificante pero muy significativa anécdota:

Nuestra consultora ofrecía un workshop de cuatro horas que, en rigor, debería costar alrededor de unos u$d 100/150, a tan sólo u$d 15.

Cuando hacemos las promociones pertinentes en las redes sociales, uno de nuestros asociados comparte el evento y una conocida suya rápidamente comenta: "Que caro".

Me detengo a leer el comentario y a pensar que, tal vez, era realmente caro para ella, tras lo cual, le envío un mensaje, ofreciéndole a la muchacha en cuestión, hacer el workshop de forma TOTALMENTE gratuita si realmente ella creía que el mismo iba a aportarle valor a lo que fuera que ella se dedicase. Jamás me respondió el mensaje.

No es "CARO" capacitarse y desarrollarse. Lo caro es quedarse siempre en el mismo lugar. Lo caro es esta mentalidad que tenemos la mayoría de los argentinos que nos lleva a hipotecar nuestros futuros por no querer pagar 15 dólares un taller de 4 horas.

Pero tengo la teoría de que el problema NO ES realmente el dinero, es nuestra mentalidad que se paraliza frente al menor vaivén político/económico: Hicimos ese mismo taller una segunda vez y, justamente pensando en la crisis que estamos pasando y en que el espíritu de nuestra consultora es que nadie se quede sin poder capacitarse, lo hicimos GRATIS.
Se inscribieron unas 50 personas. Lindo número de gente queriendo mejorar, crecer, desarrollarse.

Sólo asistieron 12.

Era 100% GRATUITO.

Entonces, yo me pregunto: ¿Es realmente nuestra falta de dinero lo que nos impide capacitarnos? ¿O será que más bien es nuestra falta de ambición de crecer?

EDHE tiene 4 cursos planificados para esta última parte del año. Si alguno de ellos te interesa y creés que te va a aportar valor, pero no tenés el dinero: comunicate con nosotros, sin vergüenza, sin miedos, y contanos que querés hacer tal o cual curso pero que no llegás con el dinero. Vamos a encontrar la forma de que hagas los cursos.

Ciao!

Comments

Popular posts from this blog

¿Qué es la "Generación Silver" y qué podemos aprender de ellos en el mundo del trabajo?

Tienen más de 60 años, sus hijos ya son grandes, lo que les brinda mucha independencia y tiempo en sus manos, aunque no son nativos digitales utilizan la tecnología como parte de sus vidas cotidianas y quieren mantenerse activos tanto física como mentalmente. ¿Porqué las empresas están volviendo sus miradas hacia esta generación a la hora de reclutar personal para algunos puestos de trabajo? La respuesta más obvia podemos encontrarla en contraposición con las generaciones más jóvenes como los Millennials o la Generación Z quienes se caracterizan por "saltar" de empresa en empresa con su aparente falta de compromiso, por creer que el conocimiento viene de Google o de Wikipedia y por aburrirse fácilmente cuando se encuentran trabajando en una organización que no sienten como alineada con sus propósitos personales entre otras características.  Los pertenecientes a la Generación Silver, contrariamente, valoran el permanecer y pertenecer a una empresa por mucho tiempo, se comprome

El liderazgo post Covid-19 será más humano y digital

Los pilares del nuevo liderazgo. Josep Aragonés se define como un CEO normal. Un alto directivo que cree en la vuelta a los básicos, porque el ecosistema de la empresa al final se resumen en personas trabajando con personas. Que siente, se ilusiona o se enfada como el resto, pero que sabe que estar al servicio de su equipo, crear valor y generar resultados, son sus prioridades. Para este trail runner, un CEO no aquel tipo atrincherado en un despacho. Quizás por esta visión de Aragonés, toma sentido que su lectura del liderazgo tras esta pandemia se vertebre en torno a dos pilares: liderazgo muy humano en un mundo muy digital. Este nuevo paradigma se sustenta en: Liderarse uno mismo  en una base de honestidad, actitud y autenticidad. Liderar equipos de primer nivel , cuanto mejores, mejor. Verdaderos dream teams con los que manejar factores como escucha activa, toma de decisiones y con los que poner en práctica un método de ensayo error. Tomar decisiones consensuadas pero si c

Cómo gestionar a un empleado terco, defensivo o desafiante.

Algunos de los empleados más difíciles de administrar son personas que son constantemente opositoras. Pueden debatir activamente o ignorar la retroalimentación, negarse a seguir instrucciones con las que no están de acuerdo o crear un flujo constante de comentarios negativos sobre nuevas iniciativas. La mayoría de las veces, estos comportamientos están destinados a hacer que el empleado se vea fuerte y enmascarar un miedo al cambio, una aversión al conflicto anticipado o la preocupación por verse estúpido o incompetente. En mis 30 años de consultoría para empresas públicas y privadas, he descubierto que existen tres enfoques distintos que pueden ayudar a obtener lo mejor de los empleados opositores. La primera opción es ajustar las responsabilidades laborales para aprovechar sus fortalezas . Un líder funcional en una empresa que aconsejé era conocido y apreciado por su experiencia técnica, pero también era un micromanager extremo y trataba a los empleados con desdén, lo que ge